8 costumbres venezolanas para el año nuevo

Mayela Schwartz comida venezolana navidad

8 costumbres venezolanas para el año nuevo

Foto cortesía de Viajejet



El 31 de diciembre es una fecha especial para muchos, un día lleno de celebraciones, comidas y gente querida. En él se despide un año viejo, acompañado de recuerdos y enseñanzas, y llega uno nuevo cargado de sueños por cumplir.

Cada país tiene su forma particular de recibir el año, y en Venezuela algunas de las tradiciones y rituales realizados ese día han perdurado por generaciones. Desde pequeños hemos crecido siendo cómplices de varias de ellas.

A continuación, te presentamos 8 costumbres venezolanas para el año nuevo.

1. Lentejas y dinero para la abundancia:

Esa noche no puede faltar un plato de lentejas, una costumbre originaria de Italia que desde la Edad Media se emplea para despedir el año, ya que se piensa que así el nuevo vendrá cargado de abundancia, riqueza y dinero. Muchos las incluyen en la cena y otros prefieren saborearlas luego de las 12:00 am.

También es usual encontrarse con personas que llevan dinero en las manos o en los bolsillos, justo a medianoche, para mejorar su economía. De alguna manera hacen alusión a un dicho muy venezolano: “billete llama a billete”.

Lentejas

Foto cortesía de Univision

2. Limpieza y velas para mover las energías:

Desde días antes suelen limpiarse las casas, pues deben estar en todo su esplendor para recibir el año. Para la prosperidad se suele hacerlo de adentro hacia afuera, y se desecha el agua utilizada para alejar los malos augurios. En muchos casos esta limpieza se acompaña con aromas cítricos para potenciar el efecto.

Muchas familias tienen la costumbre de encender velas de distintos colores, y cada una tiene un significado diferente: verde para la salud, amarillo para la abundancia, azul para la paz y rojo para el amor.

Velas

Foto cortesía de Publinews

3. Para el amor un “saltico”:

Es común encontrar a los solteros subiendo y bajando tres veces de una silla, un ritual que se hace para tener una pareja estable en el venidero año. También, si se usa ropa interior roja, nunca faltará la pasión en la relación.

4. Las maletas para los viajeros:

Quienes desean viajar recorren las calles con una maleta, asegurando que entre más caminen, sus viajes serán mucho más largos.

5. Para la buena suerte frutos secos y ropa interior amarilla:

Hay quienes acompañan la noche con diferentes tipos de frutos secos para atraer la buena dicha. Entre los más utilizados se encuentran las nueces y las castañas.

Otros creen que llevar ropa interior amarilla también atraerá buena suerte en el año entrante. Este ritual se ha vuelto muy popular.

6. La quema del año viejo de los andinos:

En la región andina se fabrica un muñeco con materiales desechables, se llena de pólvora, y se enciende después de la medianoche, con la finalidad de homenajear a los ausentes y celebrar las esperanzas del futuro.

La quema del año viejo

Foto cortesía de Wikimedia

7. Las famosas uvas al son de las campanadas:

En la emoción de los últimos minutos, al escuchar la famosa poesía de Andrés Eloy Blanco “Las uvas del tiempo”, se encuentra la clásica tradición de comer 12 uvas, una a una en la medida que suena cada campanada, pidiendo 12 deseos para el año entrante.

8. Copas de Champagne y felicidad:

El cañonazo indica que llegó el nuevo año, acompañado de un brindis al son de las típicas canciones "El Año Viejo" de Crescencio Salcedo y popularizado por Tony Camargo, "Faltan cinco pa' las Doce" de Néstor Zavarce, y "Año Nuevo" de la banda venezolana Billo's Caracas Boys. Calurosos abrazos entre familiares, amigos y seres más cercanos, representan un gesto de cariño para desearse entre todos que el venidero año sea muy feliz.

¿Sabías que…?

La llegada de "las 12" o el año nuevo, en algunos estados, es llamada también "El Cañonazo", dado que antiguamente la entrada al 1 de enero era anunciada por el sonido de uno de los cañones que provenían del cuartel San Carlos.

Muchas teorías afirman que esta tradición posee sus orígenes en España, cuando en el año 1909 se presentó un excedente de cosecha que los viticultores decidieron repartir entre la comunidad, afirmando que su consumo en noche vieja traería fortuna.

Lo importante para todo venezolano es celebrarlo junto a sus seres queridos, agradeciendo por las experiencias vividas y las que faltan por vivir. No importa qué rituales o costumbres se practiquen, el 31 de diciembre es una noche llena de esperanza, sueños y deseos.

¡Feliz año nuevo!




Artículo más antiguo Artículo más reciente