Caracas y sus esquinas: Historias listadas para entender a una ciudad (Parte 3)

Andreína González caracas historia origen

Caracas y sus esquinas: Historias listadas para entender a una ciudad (Parte 3)

Caracas y sus esquinas: Historias listadas para entender a una ciudad (Parte 3)



[Este artículo es parte de una serie. También puedes leer lParte 1 y la Parte 2.]

Una de las mejores formas de conocer los orígenes de la sociedad caraqueña es remontarse a los nombres de sus calles, especialmente las del casco central. Dichos nombres datan de varios siglos atrás y, por lo general, sus historias asociadas nos hablan de la interacción de los diversos grupos sociales, así como de cómo era la vida en ese pequeño valle que nada tiene que ver con la metrópolis que hoy ostenta el título de Capital de Venezuela.

Hoy, en el blog de La Tienda Venezolana, te presentamos la tercera y última lista con las principales esquinas de la capital venezolana, no sin antes recordarte que si conoces y quieres compartirnos los nombres y las historias de más esquinas que las que acá te ofrecemos, puedes escribirnos en los comentarios. 

  1. Esquina de Santa Capilla: En el lugar hubo una ermita hecha por indígenas y en ésta, se realizó la primera misa en toda Caracas. La ermita fue reestructurada por Guzmán Blanco quien, aunque no era muy devoto de la religión, si lo era de la arquitectura francesa. Quizá por eso es la única iglesia que tiene en su fachada al diablo. 

Esquina de Santa Capilla

  1. Esquina de Sociedad: A principios del siglo 19, se encontraba en este lugar una casa que funcionó como sede de la Sociedad Patriótica en 1811.

Esquina de Sociedad

  1. Esquina de Socorro: En este lugar se encontraba un puesto de socorro o ayuda.
  1. Esquina de Traposos: En esta esquina nació el primer negocio de ropavejeros de este lado de la capital. La esquina de Traposos colinda por el norte con la mismísima Casa Natal de El Libertador, Simón Bolívar. En la esquina vivía una familia aristócrata que se había venido a menos, al punto que la comunidad le envió un número basto de ropas viejas para que se cubrieran los cuerpos y, al saciarse de esta ropa, comenzaron a venderla y la gente comenzó a llamarle “Los Traposos”.
  1. Esquina de Veroes: Era el lugar donde tenían su hogar los hermanos vascos Francisco y Pedro “de Verois” por los días de la Compañía Guipuzcoana. El uso de este apellido vasco se modificó con el tiempo para transformarse en Veroes. 

Esquina de Veroes

  1. Esquina de Zamuro: El dueño de la carnicería "El Zamuro", expendio comercial ubicado en esta zona, se hizo popular gracias a la singular forma que tenía para anunciar que había matado nuevos cerdos: cada vez que lo hacía, disparaba algunos cohetes al aire.
  1. Esquina del Carmen: Una vieja costumbre adoptada por las familias de la Caracas de los techos rojos, era la de encomendar su hogar a un santo patrón. Una de las pocas casas que se conserva según esta tradición en la ciudad, es en la esquina del Carmen, con su nicho y su imagen de la virgen de los escapularios.
  1. Esquina del Conde: ¿Quién se imaginaría que Caracas recibiría también en su seno a miembros de la nobleza? En la Esquina del Conde, pasó. Allí, llegaron a vivir dos condes: ellos fueron Don Fernando Ignacio de Ascanio (Conde de La Granja) y Don Antonio Pacheco (Conde San Javier).
  1. Esquina del Muerto: Durante la guerra de los cinco, en las calles de Caracas, la mayoría de los heridos morían por falta de atención. Al terminar las batallas, los camilleros pasaban para recoger a los muertos. ¡Vaya sorpresa que se llevó este camillero! Un muerto se levantó y le dijo: “No. No me lleven a la tumba. Todavía estoy vivo.” Pasado el incidente, la gente relata la historia contando: “esta es la esquina donde se levantó el muerto.”
  1. Esquina El Guanábano: Otra esquina sin tanto cuento. Su nombre se debe al árbol de guanábana que en aquel sitio prestaba su acogedora sombra.
  1. Esquina El Peligro: "¡No te acerques allí muy de noche!" era algo más que una mera advertencia. Cuenta la leyenda que, para el siglo XIX, en esta esquina eran frecuentes las andanzas de malvivientes y malechores que robaban a los desprevenidos transeúntes.
  1. Esquina “Pele el ojo”: Si la anterior no te dio miedo, te hacemos la misma invitación que un día hiciera el bodeguero: “Pele el ojo” al peligro, fue el nombre que le dio a su tienda y, desde entonces, esta esquina se llamó así: “Pele el ojo”.
Esquina de Pele el ojo


Productos que pueden interesarte


Artículo más antiguo Artículo más reciente