10 preguntas y respuestas que te harán conocer las guacamayas de Caracas

Mayela Schwartz caracas naturaleza

10 preguntas y respuestas que te harán conocer las guacamayas de Caracas

10 preguntas y respuestas que te harán conocer las guacamayas de Caracas



Contemplar la diversidad de pájaros que hay en Caracas nos hace pensar que hay un paraíso en medio de esta convulsionada ciudad, al menos cuando se trata de guacamayas, loros, turpiales, guacharacas, azulejos o gavilanes.

Los habitantes de la capital venezolana somos testigos de la gran cantidad de guacamayas que colorean libremente el cielo de la ciudad, razón por la cual ésta es considerada su principal morada. Desde la ventana de muchos caracaqueños es posible divisar estas hermosas aves surcando el cielo. Algunos, incluso, han tenido el privilegio de tocarlas y alimentarlas. Es un espectáculo que muchos hemos tenido la suerte de disfrutar. En este artículo podrás conocerlas más.

1. En general, ¿qué podemos decir de las guacamayas?

Son un grupo de aves de la familia psitácidos (Psittacidae), que engloba guacamayas, cotorras, pericos, periquitos y loros. De acuerdo al país o región también se les llama guacamaya roja, guaca, papagayo y lapa roja. En la antigüedad los mayas la relacionaban con la fuerza del sol y el poder del fuego.

2. ¿Cuáles son sus características principales?

Poseen un iridiscente plumaje en su cuerpo que está compuesto por diferentes colores. La zona alrededor de sus ojos es amarilla y la cara está desprovista de plumas, mostrando la piel descubierta que tiene un color blanco hueso. Son de gran tamaño, llegan a medir 79 cms y a pesar aproximadamente 900 gramos. Se caracterizan por poseer una larga cola. Tiene un pico fuerte y ganchudo que les sirve para abrir las duras semillas de las que se alimentan. Las patas tienen dos dedos hacia adelante y dos hacia atrás, lo que permite al ave usar los dedos como si fueran manos. Machos y hembras comparten gran parte de las características físicas, aunque el macho puede tener la cola un poco más larga.

3. ¿Por qué surcan los cielos de Caracas?

Es un grupo avícola que tiene una alta capacidad de adaptación a las ciudades. Casi todas las grandes capitales del planeta tienen una o dos especies de guacamayas, pero de todas las del mundo, Caracas es la que alberga la mayor cantidad de psitácidos, con 15 especies, según refiere el conservacionista David Ascanio, quien desde hace tres décadas es guía profesional para la observación de aves.

Guacamayas en Caracas

4. ¿Cuántas especies de guacamayas habitan en nuestro país?

En Venezuela hay: Bandera (Ara macao), Rojo (Ara chloroptera), Militar o Verde (Ara militaris), Enano o de Hombros Rojos (Diopsittaca nobilis), de Barriga Roja (Orthopsittaca manilata), Maracaná (Ara severa) y Azul y Amarillo (Ara ararauna).

5. ¿Y de esas especies cuáles se pueden encontrar en Caracas?

Principalmente 4 de ellas:

  • Guacamaya azul y amarillo (Ara ararauna):
También conocida como papagayo amarillo. Su plumaje es de color azul en la parte superior, amarillo oro en el pecho y en el vientre, azul oscuro en la barbilla y verde en la frente. El pico es de color negro y las patas de color gris oscuro. La cara es blanca y llena de pequeñas plumas negras, El patrón de coloración amarillo y azul es único entre los psitácidos.
Guacamaya azul y amarilla
  • Guacamaya roja o guacamaya aliverde (Ara chloropterus):

El plumaje en su mayoría es rojo oscuro, con coberteras alares azules y verdes. Las plumas del vuelo, la rabadilla y las plumas externas de la cola son azules. Las plumas centrales de la cola son rojas con la punta azul. Las coberteras subcaudales son azules. Los ojos son de color amarillo blancuzco. Los juveniles son similares pero con los ojos oscuros. El pico es de color hueso en la parte superior, y negro en la parte inferior.

Se puede confundir con Ara macao, pero se diferencia porque ésta tiene el pico menos robusto, no tiene líneas de plumas en la cara y tiene amarillo en el ala.

Guacamaya roja

  • Guacamaya bandera (Ara macao):
Su plumaje en el cuerpo es rojo escarlata, mientras que la parte baja de su lomo, rabadilla y coberteras supracaudales son azules claro. Su cola es alargada con plumas centrales escarlatas, y el resto con puntas azules. Las coberteras medias del ala son amarillas, con lo cual tiene en el ala los colores de la bandera nacional, de allí su nombre.
Puede confundirse con la guacamaya roja (Ara chloropterus), pero ésta no tiene amarillo en el ala y tiene líneas de plumas rojas en la cara. Otra forma de diferenciarlas es que a Ara macao se le puede distinguir la cola ondeando durante el vuelo.
Guacamaya bandera
  • Guacamaya maracaná, Ara severus

Es la más pequeña de las que vuelan en Caracas. Puede confundirse con un perico, pues mide aproximadamente 50 cm. Su plumaje en mayor parte es verde, las plumas de las alas principales son azules, pero el doblez del ala y coberteras subalares externas son rojas. La cola es roja opaca en la base, con la parte distal verde azulado. El lado interior de las alas y de cola es rojo dorado. Es la única guacamaya que posee la frente castaña y la corona verde azulado.

Guacamaya maracana

6. ¿En qué zonas se ven con más frecuencia?

Se pueden ver principalmente en Bello Monte, Santa Mónica, Los Chaguaramos, Los Palos Grandes, El Cafetal, Chuao y Las Mercedes.

También se encuentran en Plaza Venezuela, Plaza Bolívar, paseo Los Próceres, parque Francisco de Miranda, y en el estado Vargas, donde colorean las playas de Caribe, Catia La Mar, Naiguatá y Playa Grande.

7. ¿Dónde anidan?

Sus lugares favoritos para anidar son oquedades abiertas en troncos secos de árboles. Con frecuencia lo hacen en la palma conocida como Chaguaramo (Roystonea oleracea), y por ello se han activado campañas para preservarlos.

8. ¿De qué suelen alimentarse?

En estado silvestre disfrutan comer mangos, semillas de jabillo y de chaguaramo. Las que se posan en techos o ventanas suelen comer semillas de girasol, maní con concha y diversas frutas.

9. ¿Quién es Vittorio Poggi?

Probablemente es la persona que conoce mejor a las guacamayas. Empezó su afición una vez que llegó una a su ventana y se quedó para siempre. A partir de entonces comenzó a criarlas, pero siempre en libertad. Cabe reconocer la noble labor de un ciudadano que desde hace más de cuatro décadas ha dedicado su vida a las guacamayas de Caracas. Fomenta el vuelo y la reproducción libres, así como la sensibilización ecológica para el trato adecuado a esta ave.

Vittorio Poggi

10. ¿Qué debemos hacer, y qué no, ante el encuentro con guacamayas?

Lo primero es sacarse de la cabeza la absurda idea de tratar de atraparlas. No deben vivir en cautiverio, y el hecho de intentar hacerlo no sólo constituye una violación a la ley, sino que además pone en peligro su vida. Atraparlos bajo la antigua pretensión de que van a “decorar un hogar con sus bellos colores” o “hacer felices a las personas”, es condenarlos a muerte.

Al momento de interactuar con ellas no se les debe dar de comer cualquier cosa. Por ejemplo, las guacamayas no deben comer patilla, pan, galletas, tortas ni chocolates, porque les hace daño.

Es recomendable colocarles frutas. Las semillas de girasol les encantan. Otra buena fórmula es mantener saludables los chaguaramos que estén cerca de su residencia, pues disfrutan de los brotes y se dan festín con los gusanos que intentan comerse a la palmera.

Se debe ser paciente en su aproximación y no hacer movimientos bruscos. Se recomienda, en lugar de darle prioridad a registrar el encuentro con foto o video, tomar tiempo para interactuar, bien sea dándole de comer de la mano o contemplándolos desde una distancia prudencial. Vive la experiencia.

Con la cercanía a las aves las personas tienden a emocionarse y a colocarles alimentos en sus casas, algo a lo que los pájaros pueden acostumbrarse. Sin embargo, el aburrimiento, el costo, o la simple rutina, ocasionan que en muchos casos dejen de alimentarlos, y a ellas les puede tomar un tiempo entender que en ese lugar, ya no habrá comida. No les hará daño, de vez en cuando, dejar de ponerles alimento, así ellos entenderán que esa casa, balcón o jardín no es una fuente inagotable de recursos. Es cruel iniciar una rutina sólo para un “selfie” y luego dejarla. En todo caso, las aves son más inteligentes de lo que pensamos y pronto descartan los puntos de comida que sean muy eventuales.

Lo recomendable es dejarlas convivir, aceptarlas como parte del entorno y de la vida de la ciudad. Las guacamayas son más felices libres. Si están en Caracas, y están volando, es porque son felices.

Muchos personas para las que es una satisfacción verlas todos los días e interactuar con ellas se han organizado en grupos como “Guacamayas en Caracas” para compartir experiencias y promover la protección de las aves que llegan a sus balcones.

Lamentablemente, la guacamaya azul y amarillo es víctima de una intensa presión por la cacería furtiva y el tráfico ilegal, lo cual la convierte en una especie “casi amenazada” para nuestro país, según lo afirma Franklin Rojas-Suárez, director de la ONG Provita.

Guacamayas en Caracas

Ahora que conoces más sobre las guacamayas caraqueñas visita La Tienda Venezolana para que adquieras un porta llaves o un bello cuadro para tu hogar que contienen estos hermosísimos pájaros.




Artículo más antiguo Artículo más reciente